domingo, febrero 28, 2010


video video video video video video video video video video video video

UNA DUDA RAZONABLE

DOCE HOMBRES SIN PIEDAD. ANTIGUA VERSIÓN
TELEVISIVA.

Tanto la imagen como los vídeos de este post, corresponden a una antigua versión para TVE, cuando lo de las cifras de audiencia importaban un comino, de la obra de Reginald Rose, "Doce Hombres sin piedad".
Un jurado compuesto de doce hombres de los que ignoramos cómo se llaman, tienen que decidir acerca del destino de un muchacho que, presuntamente, mató a su padre de un navajazo. Si el veredicto es culpable, no habrá segunda apelación y el muchacho acabaría en la cámara de gas. Lo que decida el jurado, debe decidirlo por unanimidad. Es la ley.
Por otra parte, se les indica que, si encuentran una duda razonable, deben dar un veredicto de inocencia.
Cuando entran en la sala y se sientan, lo primero que hacen es votar. Resultado: Once votos apuestan por su culpabilidad y uno sólo, Por su inocencia. Ante tal perspectiva, el jurado no tiene otro remedio que quedarse en la sala hasta obtener un veredicto unánime en un sentido u otro...

3 comentarios:

Leona catalana dijo...

Hola, Vicente.

La recuerdo, pero muy vagamente porque era pequeña. Pasa que entonces se cenaba delante de la tele, que presidia la mesa, cómo un comensal más y había que tragarse lo que echasen, quieras que no.

Como niña, para mí fue un rollo, evidentemente, prefería las peliculas de acción. Pero lo seguí.
Era una atmósfera opresiva.
Aquellos hombres sólo pensaban en salir de allí y volver a su casa. Se enfadaban porque uno no votase igual a todos.
Hubo amenazas y actitudes agresivas.

Ya puesta en el asunto, me maravillaba la condición humana. A pesar de mi poca edad era consciente de que si uno lo encontraba inocente y no cedia, a pesar de que también queria terminar, era porque debía serlo, y como los demás actuaban de manera tan poco digna, su opinión carecía de valor a mis ojos.

Naturalmente, me posicioné con el discrepante al darme cuenta, porque al principio yo también queria que terminase de una vez ese rollo opresivo y asfixiante, je je je...

Juzgar a alguien supone tener su vida en tus manos y no puede hacerse alegremente: "Venga, acabemos, que me esperan a cenar"... Tú te irás a cenar, pero el otro perderá su vida.

Lo que no recuerdo es como acabó.

Salud, Vicente.

Vicente dijo...

Hola, Leona,
Pues, acabó con un veredicto unánime de inocencia. Todos van cediendo: unos por que encuentran una duda razonable, otros por cansancio o porque no aguantan la atmósfera o porque se desesperan.

Salud, Leona.

Leona catalana dijo...

Gracias por la aclaración del final.

"Unos porque encuentran una duda razonable". Ciertamente, esos serán los que primero no pensaron bastante y se dejaron llevar sin más, pero que al obligarles a pensar las circunstancias, se dieron cuenta.

Los otros... esos no pensarán nunca. No tienen capacidad para ello.

Salud.

PD. tenía yo menos de ocho años, porque lo oí.


COLABORA CON HAITÍ (Pinchar.)

Mi pueblo

Mi pueblo
Su casco viejo

Soy cristiano. Creo en Dios.

Soy cristiano. Creo en Dios.
¿y qué?

¡Viva el aceite de oliva!

¡Viva el aceite de oliva!
Fuente de salud

La Virgen de las Maravillas; Patrona de Cehegín

La Virgen de las Maravillas; Patrona de Cehegín
Talla del siglo XVIII; de mano del escultor napolitano, Nicolas Fumo

Seguidores